Una de las preguntas más frecuentes es si la depilación íntima duele, pues sí, ya que es una zona rica en vascularización e inervación; y esto es necesaria al ser una zona de mucho sentir. El procedimiento sin embargo es breve y a medida que va disminuyendo el folículo piloso también lo hacen las molestias. Se realiza una vez al mes y el dolor va en relación a qué tanto deseas depilar, por ejemplo; el triángulo típico del bikini no duele, en cambio los labios y las zonas más íntimas perciben de mayor forma una sensación de pinchazo.

Beneficios de una depilación prolongada:

1. Disminuir el estado de irritación y constante inflamación que generan otros métodos de depilación, lo que tiene como consecuencias una hiperpigmentación postinflamatoria por depilación a repetición.
2. Rejuvenecer nuestra piel íntima, ya que la luz pulsada estimula el colágeno.
3. Aclarar la zona que puede estar más oscura.
4. Mejorar la lubricación.
5. Más cómodo, práctico y fortalece el autoestima.

By Carlita Epi.